Adquiriendo viviendas prefabricadas. Conoce cómo hacerlo

El adquirir una casa es un anhelo para muchas familias. A la hora de elegir cual es la vivienda más adecuada, se abre el abanico de posibilidades para su elección. Como una de las opciones más atractivas en las ultimas décadas, se presentan la de obtener una vivienda prefabricada.

Este tipo de edificaciones ha surgido desde la época de la industrialización, pero dieron un mayor empuje luego de finalizada la segunda guerra mundial debido a la necesidad, en el menor tiempo posible, reconstruir las ciudades devastadas como consecuencia de la guerra.

El hecho de que muchos proyectos prefabricados se dieron en Europa del Este, bajo la sombra de los regímenes comunistas, con baja calidad en sus acabados y fundamentos débiles, han cimentado la creencia de que son viviendas poco seguras.

Sin embargo, países como Estados Unidos y Canadá poseen prácticamente una cultura basada en este tipo de construcción, estando a la vanguardia en el empleo de nuevos materiales, la fabricación de piezas que forman las viviendas, así como de empresas que se encargan de realizarlas.

Adquiriendo viviendas prefabricadas Conociendo sobre su construcción y materiales

Mucha gente posee un visión estereotipada y muy subjetiva de las viviendas prefabricadas, la cual se escapa de la realidad. Estas construcciones son elaboradas a partir de unas estructuras que una empresa se ha encargado de producir anteriormente, para luego ser ensambladas.

La producción de estos espacios para el hábitat esta sometida a rigurosos controles de calidad para garantizar el uso de materiales óptimos, bajo el seguimiento de altos estándares de seguridad. De esta forma se garantiza que cada vivienda tenga áreas muy cómodas para quien la adquiere.

Con la tecnología de punta del siglo XXI, es posible disponer de gran cantidad diseños, lo que permitirá al comprador establecer los requerimientos deseados para su construcción; además, se toman en cuenta los estándares de seguridad: resistente a sismos y con cimientos fuertes.

En los países de Europa occidental la prefabricación de vivienda es usada desde los años 60. Hoy en día hay en muchos países, especialmente USA, en los que hay empresas dedicadas a esta rama de la construcción, las cuales funcionan sea en un país especifico o como multinacionales.

Las peticiones de su construcción son motivadas principalmente por la rapidez de su elaboración; una casa grande, con espacios de unos 100 m2 puede estar habitable en tan solo 4 semanas. A esto hay que añadir que para su elaboración solo se necesitan un minino de personal calificado.

Hay en el mercado mundial multitud de materiales para la construcción de viviendas prefabricadas. En tal sentido, los más conocidos y usados son:

La Madera, estas casas son ligeras y de gran uso en la prefabricación debido a los bajos costes para su producción. Ellas exigen un cuidado con barniz y otros productos especiales para evitar desgastes inesperados y la aparición de plagas que puedan dañarlas.

El Plástico PVC, siendo un material liviano, actúa como aislante en los tiempos invernales y conserva el calor durante el invierno; además, es resistente a la acción de la lluvia y al fuego en caso de que se produzca un accidente por combustión.

El Hormigón, por su estructura, dotan de una resistencia especial a la vivienda prefabricada; esta se hace a través de módulos que se ensamblan, emulando la manera tradicional de la construcción, puesto que se van uniéndose las partes y usando el cemento para fortalecerlas.

El Acero, con líneas más modernas, este metal le da aires de contemporaneidad a la construcción, reduce costes y minimiza el mantenimiento por su limpieza y calidad.

Adquiriendo viviendas prefabricadas. Pautas para hacerlo

Por la fama de su uso en tiempos de la guerra, se asocian estas edificaciones con tal periodo; en otros países como Colombia, se relacionan con viviendas de utilidad social, las cuales eran de baja calidad porque en muchos casos eran donadas.

Lamentablemente es posible encontrar empresas que salten los estándares de calidad y usen materiales de calidad de dudosa procedencia a la hora de realizar viviendas prefabricadas. Sin embargo, muchos países junto a empresas responsables, van ofreciendo novedosas visiones.

Estas nuevas perspectivas van en camino de romper viejos paradigmas, apoyados en las nuevas posibilidades que ofrece la tecnología. Muchas empresas ofrecen gran variedad de diseños, listos solo de combinarse y armar la casa de los sueños.

Es remendable buscar asesoría en relación a las viviendas prefabricadas, así se evitan engaños y el cliente puede seleccionar con tranquilidad la oferta más correcta a la hora de realizar su compra. Hay que tener en cuenta que pueden ser financiadas como las otras viviendas tradicionales.

Se den tener en cuenta: la estabilidad del terreno, que tenga el visto bueno de las autoridades competentes, con estudios colegiados y permiso municipal, con buenas bases y que tenga el registro de propiedad.

Deja un comentario