Crédito hipotecario. Conoce su importancia

Al momento de adquirir una casa, si no se cuenta con los fondos suficientes, se pueden buscar alternativas para poder dar este paso. Entre estas opciones se presenta la de solicitar un crédito hipotecario ante una entidad bancaria o afín a la banca.

Dicha acción debe estar respaldada por una garantía hipotecaria, la cual, en caso de que el deudor del crédito no pague a tiempo las cuotas, entonces debe entregar el activo que está hipotecado a el acreedor, en este caso la entidad financiera.

Obtener un crédito hipotecario es de suma importantes para la economía y finanzas de las personas, constructores, y comerciantes, ya que les facilita el dinero necesario para poder construir su patrimonio, sea en la compra de la vivienda o del terreno o del local para su negocio. Para los gobiernos, el sector de la construcción genera empleo y desarrollo, y los créditos hipotecarios permiten al sector de la construcción su crecimiento y venta de sus proyectos, al otorgarles financiación y capacidad de compra y pago a los clientes.

Crédito hipotecario. Una opción suficiente para comprar tu inmueble

Antes de ser realizada la aprobación del crédito hipotecario, hay que destacar que el importe del crédito puede ser un monto inferior o igual al costo del inmueble que se desea comprar. En ningún momento y bajo ninguna circunstancia podrá ser superior.

En líneas más claras, el monto de dinero solicitado para un crédito hipotecario es relacionado directamente con el precio del inmueble, sin excederse del tope máximo de su valor. También existen opciones, en caso de que el crédito hipotecario no cubra el monto total.

Hay que considerar varias opciones: Si el crédito no es suficiente, tomando en cuenta que se pueda realizar la compra de sus sueños, sin que se vea afectada su economía personal. Con esto se quiere decir que las personas pueden optar por solicitar créditos conyugales u otras ideas de ahorro y financiamiento que dan algunas entidades financieras o bancas privadas.

Crédito hipotecario. Algunos particulares

Una de las características principales a la hora de acceder a un crédito hipotecario es la garantía hipotecaria. Esto se traduce en que, una vez formalizada la operación crediticia, emitida por la entidad bancaria, la propiedad que se obtuvo se grava mediante una hipoteca.

Esta acción le permite a quien otorga el crédito hipotecario poder ejercer la garantía hipotecaria, que se flexibiliza con el pago puntual de tasas y llega hasta el límite de que, en caso de incumplimientos de pago, tomar el inmueble y venderlo para cubrir los gastos pendientes de la hipoteca.

Se puede presentar dos momentos importantes: Si el dinero que se obtuvo por la venta es mayor a la deuda, el exceso será restituido al deudor; si el monto recibido por la venta es menor que la deuda que pendiente, la entidad bancaria puede tomar, de los bienes del deudor, la cantidad que sea equivalente para colmar el total de lo adeudado.

Así, quien asume una hipoteca, debe saber que compromete no solo sus inmuebles sino también sus bienes actuales y futuros, que permitirán saldar su deuda; un crédito hipotecario tiene garantías especiales, diferentes a otras modalidades de créditos, teniendo tasas preferenciales.

El uso de un crédito hipotecario es de gran importancia para la economía de un país, el cual se inicia con el deseo de las familias de adquirir sus viviendas, luego las constructoras, que llevan a cabo una planificación de conjuntos residenciales o de viviendas.

Este eje de la construcción genera grandes empleos que favorecen a grandes sectores de la población, lo que permite el crecimiento de un país, al ritmo de su modernización. Hay que añadir a los dueños de los terrenos, que hacen posible que existan espacios adecuados.

Los bancos le facilitan el dinero a estos sectores para que puedan desarrollar sus proyectos, por lo que hacen que el sector económico sea pujante y de movimiento. Estos abren la posibilidad de que muchas familias puedan acceder a nuevas viviendas, al alcance de cada economía familiar.

Para aquellos que se deciden por un crédito hipotecario, tiene grandes beneficios al hogar de adquirir su inmueble o local comercial, dada la financiación a largo plazo y bajos intereses que estos presentan en relación a otros sistemas más tradicionales,

Igualmente, los créditos hipotecarios pueden beneficiarse de políticas de subsidio, en tasa de interés o en capital para la cuota inicial de la vivienda, otorgadas por los gobiernos a ciertos sectores económicos en determinadas épocas.

Un crédito hipotecario utiliza la garantía hipotecaria y personal para el pago de la financiación realizada, mientras que los créditos de libre destinación solo la garantía personal y en algunos casos de un codeudor solidario.

Por tal motivo, un crédito hipotecario es más económico para el cliente y para el Banco más seguro y confiable.

Deja un comentario