Crédito hipotecario para jubilados. Conoce más sobre ellos

Cualquier edad es buena para optar por un inmueble. Cuando una persona trabaja toda su vida, con más razón tiene derecho de beneficiarse de un crédito hipotecario para jubilados y así tener una nueva oportunidad de comprar una casa que se adapte a sus necesidades.

A cierta edad, ya se nota el paso de los años en una casa. Los hijos crecen y se marchan, esa casa que quedaba pequeña ante tanta gente, ahora se siente vacía. Es el momento de encontrar un lugar que cubra las expectativas actuales y optar por un crédito hipotecario para jubilados.

Favorablemente, durante los últimos años, es posible que personas jubiladas puedan seleccionar por una nueva vivienda, ya que las opciones de créditos hipotecarios para pensionados se han desarrollado.

Con esto no se quiere decir que una persona jubilada debe buscar un espacio más pequeño. Todo lo contrario, la idea es encontrar un área cómoda, donde se pueda albergar a una familia que ha crecido con en pasar de los años, donde todos pasen momentos felices y agradables.

Todo esto es posible, tomando en cuenta siempre que el valor de la propiedad no supere la capacidad de pago del comprador, ya que la razón de adquirir un crédito hipotecario para jubilado no es endeudarse de forma excesiva, sino mejorar la calidad de vida.

Crédito hipotecario para jubilados. Conoce algunos requisitos

Mucha gente piensa que es un riego para un ente bancario otorgarle un crédito hipotecario a una persona jubilada o pensionada. Lo cierto es que las personas jubiladas poseen una solvencia económica estable, lo que permite que sean de confianza al momento de pagar una deuda.

Una persona que ha trabajado tantos años, ya retirada, puede adquirir incluso una vivienda mucho mejor que la que posee actualmente. Este tipo de gente se convierte en un usuario confiable capaz de cancelar los giros mensuales de forma garantizada.

Algunas instituciones bancarias poseen cláusulas en sus contratos en las que establecen que, en caso de fallecimiento, queda cancelada la deuda automáticamente y se liquida de forma inmediata el saldo faltante por pagar.

Entre los requisitos básicos para que una persona logre adquirir un crédito hipotecario para jubilado está que, primeramente, cuente con 59 años al momento de solicitarlo, ya que la edad tope no puede pasar de los 74 años al momento de liquidar la deuda.

Esto anteriormente expuesto es tomando en cuenta que la deuda tenga un lapso de 15 años para poder ser cancelada. Algunos bancos han elevado el límite de edad hasta los 80 años, es decir que ya, a los 64 años, la persona puede solicitar su crédito hipotecario.

Al momento de optar por un crédito hipotecario para jubilado es importante mencionar que éstos funcionan de forma sencilla. Estos créditos tienen un limite ajustado a la cantidad de dinero que se reciba de forma mensual.

Existen dos formas de este tipo de créditos: los concedidos a personas pensionadas por ciertas instituciones gubernamentales y los otorgados por diversas entidades bancarias a usuarios mayores de 60 años.

En este tipo de créditos los montos no deben superar el 30% de la pensión que recibe la persona. En los casos nombrados anteriormente, el pago de retira de la mensualidad de forma directa. La idea es no desajustar los ingresos del jubilado.

Crédito hipotecario para jubilados. Atrévete a solicitarlo

En los llamados años dorados, cuando ya se han culminado las responsabilidades laborales, lo mas justo es que una persona pueda beneficiarse de un crédito hipotecario para jubilado y, aunque parezca mentira, son un blanco atractivo para los bancos.

Es importante que la persona tenga claro el tipo de inmueble que desea comprar, así como la cantidad de dinero a solicitar y el tiempo en que será cancelada esa hipoteca. Mucho mejor si se tienen ahorros previos, pues el monto sería menor.

Una persona jubilada tiene la capacidad de pagar los giros de créditos hipotecarios si desea una segunda vivienda, y que también tiene la opción de alquilar o vender la principal para obtener fondos necesarios que le sirvan para abonar la deuda futura.

Las entidades bancarias, mayormente les facilitan a personas en edad laboral el 80% del valor del inmueble. Las personas jubiladas, para que haya un mayor porcentaje de aprobación, es recomendable que soliciten al menos el 50%.

Asimismo, cuando las personas jubiladas cumplen con el requisito de tener una solvencia económica estable con ingresos fijos, tienen acceso a pedir un crédito hipotecario sin ningún problema. Pueden atreverse a dar este paso para compartir esta etapa con sus seres queridos.

Dialogar siempre con personas capacitadas para orientar sobre estos temas de créditos hipotecarios es de suma importancia para que todos estos compromisos que se decidan afrontar se logren de forma positiva y sin contratiempos, mirando siempre hacia adelante.

Deja un comentario