Crédito para auto. Conoce los mejores en México

La idea de comprar un auto nuevo invade de emoción a cualquier persona. Optar por un crédito para auto es algo factible en estos tiempos, ya que muchas entidades financieras ofrecen diversidad de planes de financiamiento para este tipo de bienes.

Un crédito es una suma de dinero que se otorga a una persona, quien queda comprometida a cancelar un porcentaje de interés, el cual es la ganancia de quien prestó ese dinero. Por esta razón es importante saber cuanto se va a cancelar de interés al momento de pedir un crédito para auto.

Planes de financiamiento para auto

Entre los planes de financiamiento para auto se encuentran: el crédito con garantía prendaria, el arrendamiento financiero o Leasing y el autofinanciamiento. Cabe destacar que se debe buscar suficiente información sobre casa uno para tomar la decisión correcta.

En el Crédito con garantía prendaria el auto queda como aval de pago, es decir, que así el acreditado haga uso del auto, la factura esta a nombre del ente acreditante hasta que se termine de saldar la deuda.

El Leasing o arrendamiento, como su palabra lo dice, consiste en que el dueño del auto lo alquile a otra persona, quien debe cancelar una renta mensual por cierto plazo. Al finalizar el arrendatario tiene la opción de comprar el auto por un monto inferior o renovar el contrato.

El autofinanciamiento consiste en aportar de forma periódica a una cuenta de fideicomiso cierta cantidad de dinero, el cual esta destinado para la compra de un auto de diversas maneras: sorteo, adjudicación subasta, antigüedad, entre otros.

Crédito para auto. Lo que debes saber antes de optar por uno

Cualquier época de año es buena cuando de optar por un crédito para auto se trata. Si una persona se esmera trabajando y recibe ingresos extras es lógico que desee adquirir un bien necesario como lo es un auto, para trasladarse cómodamente a donde quiera y cuando quiera.

Muchas personas consideran que un auto no es una inversión, pues se va desvalorizando con el tiempo y pues, mientras se mantenga en uso, su mantenimiento también representa un gasto. Todas estas informaciones se deben tomar en cuenta para tomar la mejor decisión.

Antes de pedir un financiamiento hay que indagar muy bien sobre el tema para buscar el crédito para auto que más se adapte a las necesidades del acreedor. Revisar sus ingresos a través de un presupuesto para organizarse con respecto al pago de los giros mensuales.

Hacer un balance entre los gastos de transporte diario sin tener auto y los futuros gastos cuando se tenga el vehículo en cuanto a gasolina, seguro, estacionamiento y verificar si realmente es necesario adquirirlo en ese momento o luego.

Seleccionar el auto que realmente se desea de acuerdo a las necesidades y comparar costos según la marca. Así se evita tomar una decisión incorrecta solo por el deseo de tener un auto más bonito o más lujoso que otro.

Tener presente que hay que tener el dinero para el enganche como medio de cancelación de la cuota inicial. Aquí podemos optar por algún ahorro que se tenga desde hace tiempo o la inversión de aguinaldos, de esta forma será más bajo el financiamiento.

No “irse de bruces” por la primera impresión. Siempre hay que comparar las diferentes opciones de financiamiento que ofrecen las diversas entidades bancarias. Además, buscar apoyo y orientación de personal preparado en el tema que pueda responder a cualquier duda.

Crédito para auto. Condiciones durante y después de la contratación

Cuando se adquiere un auto, el ente bancario debe consignarle al acreditado el contrato con la carátula y la tabla de amortización, donde aparezcan elementos como: nombre y tipo del crédito, costo total, intereses, comisiones descuentos, tasa de interés, plazo, seguro, entre otros.

Recordar que quien indica las condiciones del crédito es la institución bancaria. El acreditado debe contar con un seguro de vida, desempleo y/o daños. El acreditado debe manejar con detalle la programación de pagos.

En dicha lista se debe evidenciar ciertos elementos como: secuencias de los pagos, fechas de pago, tasa de interés, saldo inicial y lo que se debe pagar; capital otorgado, impuestos, seguros financiados, pagos, saldo final, comisiones para gastos administrativos, enganche, otros.

Una vez finalizado los trámites de contratación solo queda ser responsable con el compromiso adquirido. Ya la persona puede disfrutar de la compra a través del crédito para auto y comenzar una nueva vida, gozando de su bien.

Cumplir a cabalidad con los pagos de cada amortización, sea que lleguen o no los estados de cuenta. Recordar ser responsable para proteger su historial crediticio.

Toda institución de financiamiento esta obligada a aclarar las dudas de cualquier usuario sobre la adquisición de créditos para auto. Abstenerse de aquellas que se rehúsan a proporcionar información clara y concisa.

Deja un comentario