Crédito para casa en Chile

Si eres chileno y deseas una nueva vivienda puedes lograrlo a través de la solicitud de un crédito para casa en Chile. Esto se realiza hipotecando la vivienda principal y cumpliendo con la presentación de una serie de requisitos.

Una hipoteca consiste en dar como garantía de pago a un bien raíz a favor del ente bancario. Cuando es un bien inmueble, la persona lo hipoteca como garantía de pago a las deudas que tenga. Si no cumple con los pagos el banco tiene el derecho de venderlo para saldar la deuda.

Para optar por un crédito para casa en Chile se debe acudir a alguna de las tantas entidades bancarias, quienes ofrecen diversos tipos de créditos. Algunos varían entre 20 y 30 años otros menos. Al momento de obtenerlo, la vivienda queda como garantía de pago.

Según encuestas, las preferencias para comprar una casa en Chile varían según los gustos y necesidades de vida. Muchos aspectos se pueden tomar en cuenta como el ambiente, lo calurosa de la población, actividades culturales, lugares actractivos para visitar, entre otros.

Las ciudades más solicitadas para comprar vivienda en Chile son Santiago, como unos de los mejores lugares para estudiar y trabajar y Viña del Mar es considerada como una de las mejores ciudades tanto para visitar como para vivir.

Crédito para casa en Chile. Garantías hipotecarias

Un crédito con garantía hipotecaria es cuando una persona, que pide un financiamiento, coloca como garantía de pago un inmueble. La garantía hipotecaria es ese derecho que el dueño del inmueble le da al banco para que adueñe de la propiedad, en caso de no pagar esa deuda.

Este tipo de créditos tienen ciertas particularidades que pocos conocen, ya que incluyo, personas morosas, pueden solicitarlos, ya que el banco jamás pierde si en llegado caso, e cliente no cancela, ya que el valor de la propiedad siempre aumenta.

Hay una gran diferencia entre crédito hipotecario y crédito con garantía hipotecaria. Para solicitar el primero mencionado, no es necesario que la persona tenga una propiedad, ya que precisamente está solicitando el crédito para adquirirla.

Ahora bien, para solicitar un crédito con garantía hipotecaria, es un requisito indispensable que la persona si sea propietario de un inmueble para que pueda presentarlo como garantía de pago. Es por ello la importancia de diferenciar cada caso.

Para las entidades bancarias es una ventaja que el cliente pida un crédito con garantía hipotecaria, ya que, al presentar el inmueble como aval de pago, es muy poco probable que no sean canceladas las cuotas establecidas.

También permite al usuario la ventaja de aumentar la suma de dinero en relación al valor de esa garantía hipotecaria. El cliente además de poder vivir en su propiedad hipotecada, tiene la ventaja también de pagar los giros en plazos más largos.

Es importante resaltar que existen ciertas garantías hipotecarias cunado se logra un crédito para casa en Chile. Están las garantías específicas y las garantías generales.

Las especificas dan la opción de poder vender la propiedad, aunque este pendiente aún el pago del crédito hipotecario, ya que la deuda es traspasada al nuevo dueño. En las generales seguramente debes cancelar las deudas antes de vender el inmueble.

Ahora bien, si la persona desea cancelar por adelantado el crédito, debe pagar los dividendos pendientes más los gastos asociados. También presentar ante la entidad bancaria la solicitud de pago anticipado, para que esta envíe el saldo exacto a cancelar.

Crédito para casa en Chile para extranjeros

Cuando alguien se residencia en otro país, lo primero que desea es adquirir una vivienda propia. Pedir un crédito para casa en Chile es posible siendo extranjero, por supuesto, teniendo todos sus documentos en regla.

Las entidades bancarias en Chile se han vuelto más exigentes en cuanto a la aprobación de créditos. A su vez ofrecen, actualmente, créditos hipotecarios con bajas tasas de interés y a largo plazo.

Entre las condiciones mas relevantes para obtener un crédito siendo extranjero están tener la residencia definitiva, más de 24 años de edad, ingresos estables, estabilidad y antigüedad laboral, no tener deudas bancarias ni problemas legales, entre otros.

Algunos bancos chilenos ofrecen créditos hipotecarios, algunas con plazos hasta de 30 años y la aprobación del mejor monto resulta de una previa evaluación y de las políticas bancarias.

Una vez aprobado el crédito, el beneficiario cuenta con un seguro contra sismos e incendios, cancelas sus giros automáticamente. También goza de la asesoría y orientación de forma permanente de personas expertas en la materia.

Algo muy importante que deben saber los extranjeros que desean adquirir un crédito para casa en Chile es que es recomendable que antes de solicitarlo, tengan ahorrado por lo menos un 20% del costo del inmueble y que los giros mensuales no vayan a afectar sus ingresos familiares.

Deja un comentario