Créditos hipotecarios para transporte público. Modalidades para adquirirlo (Colombia)

Para acceder a los créditos hipotecarios para transporte público, se presenta la modalidad de crédito hipotecario a través de mecanismo de financiamiento para la adquisición de una persona natural con negocio o de una persona jurídica.

Estos automóviles están destinados al uso público/ privado para realizar transporte de pasajeros, urbano, intermunicipal, extraurbano; también pueden ser usados para la prestación de servicios a pequeños grupos de personas que busquen servicio expreso.

Se puede usar también la modalidad de leasing; a través de este mecanismo de financiamiento para adquirir automóviles, sea para uso privado o público, con la finalidad de hacer un contrato mediante el cual una persona natural arrienda durante un tiempo un auto.

Esta forma de crédito se presenta con opción de compra al pagar las cuotas asignadas.

Créditos hipotecarios para transporte público. Algunos aspectos financieros

A través de una entidad bancaria es posible acceder a créditos hipotecarios para transporte público; estos préstamos pueden subsidiar hasta un 70 % del valor de la unidad de transporte, con plazos de pago entre 12 y 60 meses.

Las tasas fijadas por las corporaciones financieras de transporte serán siempre en beneficio de los transportistas, buscando el mejor financiamiento. El tope máximo del préstamo depende directamente de la capacidad de pago de la persona, sea natural o jurídica.

Una vez demostrada la capacidad de pago, se recibe un financiamiento hasta del 70 % del valor comercial del automóvil. Se pide como garantía opcional una prenda o la hipoteca de una propiedad, más uno dos codeudores, según se requiera por la entidad.

Créditos hipotecarios para transporte público en Colombia

El transporte público presta un servicio a las diferentes comunidades urbanas en una ciudad, y a las extraurbana ya que contribuyen de forma especial a la movilización de las personas que se desplazan cada día a sus actividades.

Este medio de movilización cuenta con variedad en el servicio, desde pequeñas furgonetas hasta autobuses climatizados para caminos largos. Gran cantidad de los autobuses extraurbanos tienen asientos más cómodos y los nocturnos asientos más grandes.

Estos medios de transporte tienen una tarea fundamental en la dinámica de la ciudad ya que permiten el traslado de personas hasta sus sitios de trabajo, estudio, recreación, viajes, entre otros.

Además, contribuyen a la reducción de emisiones, minimizando el uso de vehículos particulares. Hoy en día es de vital importancia que las unidades de transporte público estén en un estado óptimo, tanto por la seguridad como por la comodidad del viajero.

Su uso de alto tránsito hace que estas unidades se desgasten, siendo necesario su mantenimiento permanente, así como su renovación constante; en ocasiones es necesario reponer el vehículo para prestar un servicio óptimo.

Por ello, ante lo difícil que es comprar una unidad de contado, se tiene la opción de los créditos hipotecarios para transporte público ante una entidad financiera, una oportunidad para obtener una unidad con las mejores condiciones para el servicio público y privado.

Créditos hipotecarios para transporte público. Requisitos y características.

La documentación para acceder a un crédito hipotecario para transporte público, se puede clasificar según sea persona natural o jurídica.

La documentación que una persona natural debe adjuntar para solicitar su crédito es la siguiente: Formulario para la solicitud, registro mercantil actualizado ante la Cámara de Comercio; declaración de renta, certificado de ingresos, retenciones y estados financieros de los tres últimos años; fotocopia del RUT.

Referencias bancarias y comerciales, fotocopia de las cédulas de ciudadanía del solicitante y codeudores, declaración de renta, estados financieros y referencias bancarias y comerciales de los codeudores.

Para una persona jurídica: Solicitud de crédito ya diligenciada y firmada por el representante legal; copia de la cédula de ciudadanía del representante legal de la empresa, ampliada al 150%; fotocopia del RUT.

Certificado original de existencia y representación legal de la Cámara de Comercio (no mayor a 30 días), fotocopias legibles de las tarjetas de propiedad de los vehículos, balance general y estados de los últimos 3 años, con la firma del representante legal y el contador.

Algunas características de este crédito son: financiación por medio de Crédito o Leasing; tasa de interés – plazos según el perfil del cliente y guía del vehículo; financiamiento a través de cuotas fijas con tasa variable; posibilidad de obtener vehículo usado o nuevo.

Al encaminarse en un crédito hipotecario para transporte publico, el cliente tendrá sus derechos y deberes consagrados en la Ley 1328 de 2009; entre las obligaciones del cliente, se deben realizar los desembolsos conforme el contrato.

Quien asume el crédito debe estar pendiente de tener actualizada al menos anualmente la información de su hipoteca; si no se recibe a tiempo el estado de cuenta de los pagos, debe dirigirse a la entidad financiera para pedir la facturación pertinente.

Deja un comentario